Sentimientos

Presentimiento

Cuando me dicen “lloras por nada”.

¡No es cierto!

Lloro por algo de lo que todavía no me entero.

Ese presentimiento que me provoca un dolor en el pecho, tan intenso, que con suerte logro calmar con lágrimas.

Llorar por Nada me dicen…

Y allí está el dolor tan profundo que no hay píldora que lo pueda calmar.