Tu mirada

Cierro los ojos. La música de Enya acompaña de fondo, me relajo,  respiro hondo y en un   halo rosa lo primero que veo son tus ojos. salva- El  rosa se vuelve verde y tus ojos siguen allí. Parpadeas,  me miras profundamente, hacemos contacto…

Tu mirada quedó grabada en mi memoria. No necesito más, cierro los ojos y allí estas…siempre estás para mí. Gracias padre.

Preguntas sin sentido

Interesante  pregunta.

Me preguntas si te extraño. Vaya si te extraño.

Estas a mi lado, pero aún así  te extraño.

Extraño nuestras charlas, algunas serias y otras banales.

Extraño nuestros momentos… esos, en los que solo disfrutábamos de estar, porque nos bastaba.

Extraño caminar a la par,

cosas  tan simples pero profundas, como mirarnos a los ojos y saber que estábamos pensando.

Terminar la frase del otro, porque sí, porque nos adivinamos.

 

Me preguntas si te extraño… claro que te extraño.

Extraño la caricia que me tomaba por sorpresa,

esos abrazos tan apretados que dejaban sin aliento.

Extraño esos giros por la casa cuando la música nos envolvía.

 

Me preguntas si te extraño…claro que te extraño,

extraño los apodos cariñosos,

el tenerte aquí y ahora.

¡Vaya si te extraño!

Adam Clague

Adam Clague

 

 

Sueños compartidos

El sueño de Abril:

Me levanté y le pregunté a mi papá donde estábamos.  Era una casa hermosa con vista a la playa…estaban ustedes los abuelos, los tíos:Vero, Mati y Celia, los primos: Agustín, Mateo y Penchi, mi hermano Santiago, papá y yo.

Papá me  explicó: -Vos dormías y no te querías levantar así que te trajimos dormida. Nos mudamos a Miami.

-¡Mudarnos! ¿creí que estábamos de viaje?

-Nos mudamos, compramos esta casa y el tío un local para vender remeras.

-¡Queeee!-

-Vamos a disfrutar de la playa- dijo papá.

Me puse la malla, todo re bien. En la playa vi una cosa semienterrada en la arena, la levanto y era una piedra envuelta en un papel que decía “Abril” y en la otra punta de la playa había otra que decía “corazón”. Le pregunté a mi hermano a que estábamos jugando y él me contestó “que palabras”. Le pregunté a mi papá porque escribió esas palabras, me contestó que no lo había hecho y así sucesivamente todos.

Pensé que no era una casualidad y nadie conoce mi nombre. Las guardé en un libro de los estantes de mi pieza. A la tarde las saqué para ver de quien era la letra, pero no coincidía con nadie de mi familia, dí vuelta el papel y detrás decía “soy yo”. Pensé que era una broma, hay diez mil yo.

Salimos a caminar con vos abuela, recorriendo el centro de Miami, entramos a un shopping, quisiste ir al baño, te esperé, en ese momento las personas comenzaron a correr hacia la calle, sorprendida no entendía nada. Habían anunciado un tornado, y nosotras también corrimos.

Llegamos a la casa, cerramos todas las puertas, en ese momento se me voló el papel que decía “Abril”, quería correr tras él y no me dejaban, logré salir y lo perseguí hasta el agua, lo agarré, volvió a volar por el viento del tornado, logré regresar a la casa y en ese momento… ¡Puff….! me levantaron para el colegio…Era un sueño!!

christian-schloe-01

Cristian Schloe

Acuario te pinta madre

Si, ya lo sé, un nuevo aniversario de tu partida se cumple.

Pero..¿ acaso no estás, acaso te fuiste?

Tu figura inquieta aún recorre la casa.

Tu temperamento avasallante empuja mis días.

Acuario sigue mostrándote explosiva y ardiente en el recuerdo de quienes te conocieron.

Acompañas mis sueños con tu verborragia de siempre.

Hace diez años te despedí con todo el dolor aplastando mi ser.

Pero no te fuiste, aquí estás rondando mis días.