CARTA A DON SALVADOR DI NUBILA

HOLA SALVA!!

Por qué la sorpresa. Porque hoy se cumplen tres años  que partiste?, y qué?, es sólo una fecha más a recordar, te fuiste a descansar después de una larga vida de brindarte como un hombre honrado, noble, recto y muy cariñoso para con tus hijos.

Tenías tu “carácter” Salva, cuando explotabas por alguna injusticia, pero te caracterizabas por ponerle humor a las cosas, aún en las situaciones difíciles una broma tuya ayudaba a tragar la amargura.

Sabes?, para mi no te fuiste. Estas a mi lado,  con tu cuerpo grandote y esa cachaza que te caracterizaba. Seguís protegiéndome, todavía escucho como un arrullo esos sobrenombres caprichosos que me ponías y que inspiraban tanta ternura. Todavía estás aquí padre y cada alegría o cada pena por la que paso pienso en tu reacción, en el consejo que seguramente me darías, la broma que harías y con eso me sereno, tu abrazo sigue tan fuerte como siempre.

Te tengo que agradecer hasta esas conversaciones disparatadas que tuvimos el último tiempo, compartíamos pasado, presente y futuro de las generaciones de nuestra familia, todos juntos, felices, conversaciones  con las que me divertías a pesar de verte ya como un bebé, con pañales y tu cuna. Tu fortaleza seguía presente, tu carácter tu memoria, haciéndome recorrer la historia de la familia diciendo nombres que no conocía y otros que ya los tenía olvidados.

Salva, hasta mañana, estoy segura que seguirás a mi lado, te quiero.

 

Esta carta fue escrita en 2008, han pasado 11 años y siento que  la volvería a escribir.

Salva, te extraño!!

salva-

Imagen

Marianela

Marianela, es un Centro Polifuncional de los Padres Misioneros Redentoristas ubicada en Atyrá, Departamento Cordillera, Paraguay.

De una belleza especial por su construcción artesanal e inspirada en los Monasterios Medievales, en ella no hay dos aberturas iguales, al igual que sus pisos y los vitrales en la acogedora capilla donde los asientos son los simples escalones que rodean un pequeño altar.

 

IMG_20181019_153137IMG_20181019_153240IMG_20181019_153345IMG_20181019_153324IMG_20181019_153305IMG_20181019_153339IMG_20181019_153433IMG_20181019_153551IMG_20181019_153415IMG_20181019_153605IMG_20181019_154142IMG_20181019_154046IMG_20181019_154126IMG_20181019_154041IMG_20181019_154218IMG_20181019_153822IMG_20181019_153814IMG_20181019_153925IMG_20181019_154005IMG_20181019_153948IMG_20181019_154245IMG_20181019_154301IMG_20181019_154236IMG_20181019_154254IMG_20181019_153457IMG_20181019_153402IMG_20181019_153843IMG_20181019_153830IMG_20181019_154104IMG_20181019_153316

 

    Sus muros están cubiertos por la obra de artistas italianos y de Saturnino Sotelo, paraguayo, quien vivió en Marianela hasta su muerte el 4 de diciembre de 2010. En ella representa la llegada de los misioneros franciscanos y el encuentro con la tribu de los indios Toba de Atyrá y distintos pasajes de la Biblia.

    Marianela, sin lugar a dudas es un muy buen destino para conocer.

    En el video que comparto el Padre Attilio Cordioli, hacedor de esta gran obra habla de ella.

 

Imagen

Abundancia

Solo tú y yo, perfectos en la imperfección…

Solo tú y yo complementandonos…

Sólo tú y yo enfrentamos los miedos, nada más hace falta.

images (38)

Imagen

Sueños compartidos: Mateo

 

Yo estaba caminando, caminando, caminando… y me encontré con un niño  de pelo naranja y zapatitos negros, con las piernas largas que bajaba de una nave y se llamaba Nik … le dije bienvenido a mi planeta. Fin

Mateo- 5 años

images (54)

Imagen

Sentimientos

Solo tu y yo perdidos en este mar profundo, tomados de la mano, flotamos… flotamos, giramos…nos enlazamos, tratando de poder vivir.

1011188_585290948169875_2143020629_n

Imagen

Insomnio

Estás  a la distancia de un brazo y no me animo a tocarte, tu sueño profundo me lo impide.

El insomnio pesa, pesa más aun  cuando los párpados caen… apago la luz y mi cerebro despierta en su máximo esplendor.

Solo se que a oscuras me siento más despierta que bajo la luz más brillante.

Estás a la distancia de un brazo y no me animo a tocarte, duermes tan plácidamente…

Christian Schloe

Christian Shloe

Imagen

Amor en sueños

552569_326979620752596_1222814711_n

Una vez más, volviste desde el infinito para habitar en mis sueños .

Para sentirte tan cerca… acostados en la misma cama y con mi cabeza en tu pecho.

Así enfermo, pero conciente, me acompañaste nuevamente…

¡Gracias padre!

Imagen

Navegando la ausencia

El tiempo pasa, aprendemos a construir desde el dolor y el día a día. Hoy se cumplen cinco años de la partida de mi nuera favorita, como ella se llamaba.

Experimentar la pérdida de un ser querido es muy doloroso. Hay dos formas de transitar el camino. Cuando la sentimos directamente nosotros y cuando nos trasciende a través de un hijo.

Lo que sigue lo escribí hace cuatro años y los sentimientos se mantienen…

La pérdida de nuestros padres por ejemplo nos arranca de cuajo el corazón y podemos abandonarnos al dolor, caer cuanto sea necesario, ausentarnos por el tiempo necesario, no existir y volver lentamente. Pero cuando la pérdida nos trasciende a través de un hijo, ese tiempo no existe…el dolor debemos llevarlo en silencio, no tenemos tiempo para llorar, primero está nuestro hijo a quien debemos acompañar en este camino. El dolor que sentimos es muy profundo pero no podemos permitir que nos inmovilice.

Así transcurrió este año, fue una experiencia única, te tuve día a día, con el dolor de mi hijo, de los nietos, en las anécdotas, en las risas. Me costó mucho llorarte, debía ser fuerte…ser el hombro en que se apoye Pablo para no derrumbarse, mirarte a través de él y los nietos, continuar sus vidas. Es un camino duro y lo hice lo mejor que pude, porque nadie nos enseña cómo actuar en estas circunstancias, surge instintivamente y como siempre aprendemos de nuestros errores.

Hoy se cumple un año desde que Dios decidió llevarte y creo que no te lloré lo suficiente, no hubo ninguna posibilidad de que me abandonara al dolor. Te fuiste luchando, a pesar de lo inesperado de tu partida, el último domingo compartido dijiste que sólo pedías un año más de vida, que ya sentías cumplida tu existencia. Cuando pregunté por tus hijos tu respuesta fue clara “para eso están ustedes…los abuelos” y nada hacía presagiar lo que ocurriría salvo ese profundo presentimiento de pérdida que yo sentía y que lo interpreté erróneamente mientras hablaba del tema con vos, que hacías de mi confidente.

Gracias por los años compartidos, por los nietos que me diste y por acompañarme cada día de este año que pasó. ¡¡Te extraño Mosa!!

IMG-20190909-WA0005 (1)

octubre 2019

Imagen

Anteriores Entradas antiguas

Follow poupeedinubila on WordPress.com

Estadísticas del blog

  • 6.012 hits

Entradas que me gustan

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 118 seguidores