sensaciones·Sentimientos

El bendito pánico

Un día estar solo puede ser el disfrute total, se puede vivir la luz, la naturaleza, gozar plenamente, nada falta, solo uno y su entorno, nada más que el entorno y eso nos llena por completo.

Pero hay otros días en que estas solo, y esa soledad se siente muy pesada, el césped ya no es tan verde como uno lo vio, las flores ya no son tan brillantes, el sol no ilumina como antes, pero nada de eso tiene que ver con la naturaleza, está todo igual, es uno el que se siente incompleto y al sentirse incompleto da espacio al pánico… a la ansiedad.

Por un simple resquicio en el que pueda colarse hace un desastre, y ese pequeño resquicio donde le damos la oportunidad de ingresar es lo mínimo que necesita para hacer de nuestro día un desastre, porque son minutos, quizás una hora pero solo eso puede llegar arruinarnos el día.

¿Qué lo trae? ¿Qué vericuetos de nuestro cerebro lo invita? Es tan potente que puede cambiarnos en solo segundos.

El pánico …no importa los años de tratamiento y mentalizarnos que podemos sobrellevarlo, arremete, y es una bofetada porque se adentró en nuestras vidas, ¿cómo?, ¿en que momento? Me acompañó siempre, desde la infancia, simplemente no comprendía lo que me pasaba, pero en mis recuerdos son muchísimas las situaciones de pánico que viví desde muy pequeña.

¿Hay algo? ¿Una predisposición?, ¿una situación de mi infancia lo generó? ¿Por qué no puedo revertirlo? ¿No lo se? Sigue haciendo estragos en mí.

#Quedateen casa·Sentimientos

A una milésima de distancia

Estás ahí, detrás del velo de los párpados, en ese límite tan ínfimo, el límite eterno.

Estás ahí, bajo las persianas de mis parpados, y estás ahí…

Tus ojos me miran, con ese mirar cansino de anciano bonachón,

Te extraño tanto, pero estás ahí…

Puedo oírte con ese tono cascado, y tu humor tan especial para desbaratar mis enojos.

Estás ahí, a una milésima, acompañándome siempre.

Y cuando creo que todo está mal y la soledad me acongoja, sólo bajo los párpados y estás ahí…a una milésima de distancia…

#Quedateen casa·sensaciones·Sentimientos

Y allá en la distancia…

estás cada día más cerca mío.

Y desde la distancia añoro tu sentimiento de posesión natural, que me arrastraba.

Y desde la distancia extraño caminar a tu lado o un paso detrás,

no importa adonde, simplemente te seguía.

Y desde la distancia estiro el brazo pero mi mano no llega a tocarte madre.

Y desde el infinito me miras y pides que salte…

Imagen Pinterest
sensaciones·Sentimientos

dolores

Ese tic tac de los músculos faciales que comienzan con un movimiento leve y pausado. Ese tic tac que va marcando un ritmo cada vez más intenso hasta contraer medio rostro, causando dolor y lleva  mi mente a un refugio profundo dónde ruego que pase pronto. Ese tic tac que me acompaña cada vez más seguido. Ese tic tac que se inicia sin motivo aparente cuándo los demás músculos de mi cuerpo se preparan para el descanso. Si, ese tic tac…

rostro