Sueños

Y el sueño se repite hasta el infinito…

No se cuando comenzó, fue hace mucho tiempo.

Solo me quedan las imágenes de movilizarme con cierta dificultad, rodando sentada…siguiendo mi rutina, realizando las cosas naturalmente, sentada… No se su significado, solo pienso que en mis sueños siempre fui un paso adelante de mi realidad.

¿Terminaré mi vida sentada? ¿puede ser? ¿ o no?

Por el momento solo lo sueño.

Es extraño, no es una pesadilla, no sufro, es tan natural que despierto desconcertada, como si fuera mi otro yo en un mundo paralelo.

Imagen

Dibujando y pintando: #QuedateEn Casa

mateo-4años

Mateo-4 años

Imagen

Dibujando y pintando: París #QuedateEnCasa

IMG-20200408-WA0002

Agustín-9 años

Imagen

Buscando a Miguel

“Querida amiga:

No te imaginas cuánto necesito de tu compañía en este momento.

En el tiempo que llevamos sin vernos pasaron muchas cosas, para ser más exacta me ocurrieron muchas cosas, hechos lamentables como la pérdida de Miguel, mi hermano. Lo más triste de ello es que, hasta el momento, a pesar del trabajo policial, el cuerpo no aparece.

Estoy desconsolada y extraño tu presencia.”

   Cuando llego a este punto de la carta, viene a mi memoria el verano pasado en casa de Manuela, nuestros paseos por el bosque cercano: un lugar calmo donde los únicos sonidos eran el canto de los pájaros o el crujido de ramas tras la fuga de una liebre o un venado. Nuestras conversaciones se dirigían, invariablemente, a su familia.

   Con la carta apretada en mis manos pienso en él: hermoso, de rasgos irregulares y manos lánguidas, era la representación de una persona débil ante los riegos del mundo.  Se enredó en una relación amorosa con una mujer fuerte que lo contuviera, quien estaba casada, y esto generó la maledicencia en las reuniones sociales.

   La familia de Miguel se sentía molesta por aquel descaro. Quedaba a la vista, que una mujer  con tal carácter dominaba la relación, y lo hacía a vistas de su marido para crear una situación que lo enfureciera.

   Pienso en mi amiga: erguida, a la defensiva, con el abrazo protector a Miguel y la mirada atenta, observando siempre el entorno. Algo en su interior le decía que ese joven la necesitaba, y él lo exteriorizaba acurrucándose en el hueco del brazo que se le tendía.

     En las largas tardes del verano  el tema era recurrente entre Manuela y yo.

Me contaba su sufrimiento por esta situación,   se sentía impotente para romper los lazos  enfermizos a los que estaba atado su hermano, y temía por el final.

Rápidamente tomo papel y lapicera  para contestar a su pedido de socorro, pero mi mente está en blanco, mis manos tiemblan y sólo pienso en  Manuela,  mi amiga de toda la vida  que me necesita.

Automáticamente me prendo del teléfono para reservar pasajes, debo estar con ella…

229228_3196727376694_1301747849_n

imagen de internet

 

 

Imagen

Vicenta Estela Quattrochio (Monona) (19/7/1918- 16/7/1950)

Estela, está en el recuerdo indeleble de la familia. Alguien que partió muy pronto pero nunca se fue de nuestros corazones.

Estela, Monona para la familia y sus amigos, decidió que su vida ya no tenía sentido con apenas 33 años. En esa corta franja de tiempo se desarrolló profesionalmente, viajó representando al país, conoció a su marido, se casó.

Estela, la de la mirada profunda y la sonrisa grande, muy amiga de sus amigos, la docente, el buen recuerdo de sus alumnos. Algo que nunca sabremos motivó su partida tan repentina, 33 años, y en 33 años hizo mucho más que  en toda una vida.

Estela, a quien el poeta español  Luis Rosales dedicó unos versos, la amiga, la hermana, la esposa, la mujer de la cultura y la civilidad.

Estela, nuestra Estela, la que está en los corazones, la que nunca conocimos, pero era la tía presente. Hoy leo sus cartas y veo un espíritu libre, alegre y cariñoso, es como sentirla cada vez más cerca.

Estela, la tía Estela…la que me acompañó toda la infancia y la adolescencia aún sin estar.

Ella fue una presencia desde lo más profundo en mi vida, sus recuerdos, mi madre que sufría su ausencia y con ella un desarraigo total, pero ella nunca  se fue.

La sociedad la olvidó, olvidó el camino que hizo como feminista, y mujer de la cultura, sus amigos ya no están, pero sigue presente en el corazón de la familia , la tía Monona… la tía Estela… en esa imagen con sus grandes ojos oscuros de mirada firme, su boca grande de sonrisa espléndida y una revista entre sus manos.

Simplemente Estela.

Imagen

Marianela

Marianela, es un Centro Polifuncional de los Padres Misioneros Redentoristas ubicada en Atyrá, Departamento Cordillera, Paraguay.

De una belleza especial por su construcción artesanal e inspirada en los Monasterios Medievales, en ella no hay dos aberturas iguales, al igual que sus pisos y los vitrales en la acogedora capilla donde los asientos son los simples escalones que rodean un pequeño altar.

 

IMG_20181019_153137IMG_20181019_153240IMG_20181019_153345IMG_20181019_153324IMG_20181019_153305IMG_20181019_153339IMG_20181019_153433IMG_20181019_153551IMG_20181019_153415IMG_20181019_153605IMG_20181019_154142IMG_20181019_154046IMG_20181019_154126IMG_20181019_154041IMG_20181019_154218IMG_20181019_153822IMG_20181019_153814IMG_20181019_153925IMG_20181019_154005IMG_20181019_153948IMG_20181019_154245IMG_20181019_154301IMG_20181019_154236IMG_20181019_154254IMG_20181019_153457IMG_20181019_153402IMG_20181019_153843IMG_20181019_153830IMG_20181019_154104IMG_20181019_153316

 

    Sus muros están cubiertos por la obra de artistas italianos y de Saturnino Sotelo, paraguayo, quien vivió en Marianela hasta su muerte el 4 de diciembre de 2010. En ella representa la llegada de los misioneros franciscanos y el encuentro con la tribu de los indios Toba de Atyrá y distintos pasajes de la Biblia.

    Marianela, sin lugar a dudas es un muy buen destino para conocer.

    En el video que comparto el Padre Attilio Cordioli, hacedor de esta gran obra habla de ella.

 

Imagen

Sentimientos

Solo tu y yo perdidos en este mar profundo, tomados de la mano, flotamos… flotamos, giramos…nos enlazamos, tratando de poder vivir.

1011188_585290948169875_2143020629_n

Imagen

Muñeca rota

pinterest

imagen pinterest

Pobre muñeca rota a la que dices amar y luego descartas sin pena…

Pobre muñeca rota que con sus grandes ojos refleja tus recuerdos,

pobre muñeca rota a la que tratas de no ver creyendo que así borrarás el pasado…

Imagen

Anteriores Entradas antiguas

Follow poupeedinubila on WordPress.com

Estadísticas del blog

  • 7.973 hits

Entradas que me gustan

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a 124 seguidores más