Sentimientos

Día a día

Y un día te das cuenta, que la vida ha pasado,

que has perdonado a casi todos aquellos que te hicieron mal,

o lo interpretaste así…

Y un día te das cuenta que cualquier día puede ser el último,

que comprendes a quienes te precedieron y no hay miedo,

solo te importa dejar todo ordenado.

Y un día te das cuenta que no soltaste responsabilidades,

que aún fuera de este universo deseas proteger a quienes amas.

Y un día te das cuenta, que no sos tan poderosa,

que los imprevistos ocurren y más allá de tus deseos no puedes programar la vida.

Y un día te das cuenta que debes aprender a soltar…

poema · Recuerdos de Infancia · Sentimientos

Siempre Acuario

¿Te acordás cuando solo éramos dos? nada nos detenía…

o nada te detenía y yo tan pequeña te acompañaba.

En verano el sol quemaba, ardía y bajo nuestras sombrillas caminábamos los dos km que nos separaban de la entrada al pueblo, en plena siesta.

Llovía torrencialmente y vestíamos nuestras botas, pilotos, paraguas, y vos apoyada en un palo de escoba para afirmarte,

nos hundíamos en el lodo y esos dos km se sentían como cuatro.

Pero no nos detenía.

Invierno…el frio se sentía, arropadas, y contra el viento atravesábamos ese camino que a veces parecía interminable aún mas a la noche cuando volvíamos.

Creo que Acuario nos definía, no importaba el esfuerzo, simplemente lo hacíamos.

¿Lo recordas madre?

Imagen Pinterest
pensamientos · Sentimientos

Cómo comprender a una madre

En la niñez y juventud todo se da por hecho. Allí está, allí debe estar… y cuando no lo está nos sentimos ofendidos. ¡Llenos de enojo!

Pasan los años, las responsabilidades son otras. Estamos tan ocupados en comprender a nuestros hijos, que nos resulta difícil entender a nuestras madres. Las notamos llenas de ñañas y damos por hecho muchas cosas…

Y siguen pasando los años y transitamos el mismo momento y los mismos pesares que ellas y es ahí cuando las comprendemos.

No todo estaba dado por hecho. Algo quisieron decirnos con sus acciones, tal vez no sabían demostrarlo con palabras, lo decían con un obsequio, un llamado de atención, o en silencio. Cuando eran mayores a veces con una rabieta.

Algo quisieron decirnos y no lo dijeron…

Es nuestra tarea entenderlas…para quienes tienen la suerte de tenerla y a quien no, aprender a vivir de otro modo.

¿Cómo comprender a una madre? Sólo experimentando sus mismas vivencias o parecidas.