Deseos

Hijo mío,

pedazo de cielo,

Qué tus ojitos curiosos…

Miren con ternura…

Que tu pequeña boca, sonría…

Que tu primer berrido,

sea de alegría,

el día que conozcas este mundo.

Niño mío, ojalá tus manitas,

vengan cargadas de caricias…

Y tus necesidades de pequeñuelo se vean colmadas por nuestras ilusiones.

Niño mío, papá y yo,

te estamos esperando….!