Hijo mio

Hijo mío,

pedazo de sueños,

que tus ojos cándidos  no vean la miseria humana.

Que tus tiernas manos

no rocen la inmundicia.

Que tu dulce corazón

no sufra las insidias degradantes.

 

Hijo mío, de eso….

Me ocuparé yo!

del libro “Reconociéndonos”

Follow poupeedinubila on WordPress.com

Estadísticas del blog

  • 6.005 hits

Entradas que me gustan

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 117 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: