Poema LXII

Apenas dos horas que te di el último beso.

Apenas dos horas del último te quiero.

Y ya te estoy extrañando, vida mía.

 

Es una felicidad tan grande,

que a veces asusta.

Saber que sólo eres mío,

que ya nada podrá cambiarlo.

Saber que con cada beso

por entero nos damos.

Saber que sin palabras,

nuestras miradas todo lo dicen.

 

.21783_555185224507377_1462413675_n

 

Como decirte…

Como decirte que la luna no es tan blanca ni el cielo tan azul como lo ves. Que las personas no son blanco y negro… todas estamos llenas de grises.

Que los besos de mamá no se comparan con los de nadie, que podemos estar resentidos, podemos pasar por malos momentos, que quizás nuestra relación con mamá ya no es la de antes, quizás ella ya no este aquí…

Pero los besos de mamá siguen siendo los besos de mamá. Los besos de mamá siguen siendo únicos…