Para vos Mosa Rossi

En un día tan especial como hoy, cuando se cumplen dos años de tu partida…cuando veo videos en tu homenaje y palabras de la familia y amigos que movilizan hasta las lágrimas me puse a buscar en la compu fotografías en las que estuvieras para compartir y encontré un pequeño video de los cinco nietos grabado el 11 de enero de 2014, meses antes que nos dejaras, y allí estás, sólo tu voz y es más que suficiente.

Sólo vos pudiste lograr que hoy encontrara un video perdido en mi computadora y del que no guardaba ningún recuerdo.

Siempre supe que estabas conmigo, porque te sueño, porque hablamos y reímos en ellos con la naturalidad que lo hicimos siempre. Porque no te fuiste…porque estás aquí rondando cerca mío…en esa dimensión en la que no podemos verlos pero si sentirlos. Te quiero y no te olvido.dsc_0262

Las rutas de Entre Ríos

Los rutas de Entre Ríos marcaron mi infancia. Con su cuchillas  tapizadas de diversos colores de verde o amarillo, dependiendo del cultivo, o la tierra recién roturada preparada para la siembra. Esas pendientes del camino  desde la ventanilla del ómnibus se veían como algo irreal  para mi , una niña nacida en el Chaco de tierra llana y mucho monte.

Las rutas de Entre Ríos no sólo quedaron grabadas en mis pupilas, sino también en mi corazón. Las recorría los veranos junto a mi madre que volvía a su terruño y al seno de su familia. Esas ciudades y pueblos como Victoria, Nogoyá, Gobernador Mansilla, Conscripto Bernardi con sus construcciones antiguas y esos portales y rejas que maravillan, los recorríamos visitando a la familia, o la tumba de mi abuela.

Los veranos pasados en Entre Ríos, sus casas, sus rutas, sus calles, sus pueblos y …el “coche motor” -el tren-  que tomábamos para llegar a Conscripto Bernardi eran toda una aventura en mi cabeza de niña.

Hace unos días de regreso de Buenos Aires pasamos por el sur de la Provincia de Entre Ríos y no pude evitar grabar un pequeño video para plasmar algo de mis recuerdos, como mi blog no me permite subirlo quizás unas tomas sirvan de muestra.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Hoy me pregunté…

Hoy me pregunté: ¿por qué la vida?

Y alguien, no sé quien, me contestó…

¿porqué el sol con sus rayos te despierta cada mañana?

¿porqué la luna te adormece por las noches?

¿porqué el agua sacia tú sed,

toda vez que la necesitas?

¿porqué el árbol te cobija?

Para las cosas simples no hay respuestas,

la vida es simple…

¡aunque no lo parezca!

*libro Reconociéndonos

506_3934598263005_710542140_n

Cómo decir adiós

Hay muchos libros que explican los pasos del duelo, pero nadie te dice lo duro que puede ser. No soy psicóloga, ni tengo una preparación especial. Soy una mujer común que ha transitado la vida golpeándose y aprendiendo, cayendo…cayendo hasta tocar fondo y levantándose tambaleante. La lectura y los psiquiatras fueron de relativa ayuda, tuve que vivir paso a paso y reconstruirme lentamente hasta que llegó el día  en que me sentí entera.

Pero aprendí  …y me dí cuenta que habían sanado mis heridas  el día en que dejé de recordar la fecha de sus muertes para celebrar sus cumpleaños. A partir de allí, conviven conmigo en las alegrías y las tristezas para acompañarme, aconsejarme en sueños y compartir.

Hoy puedo recordarlos con una sonrisa, evocar anécdotas, sentirme sensible, percibir unas lágrimas resbalar por mi rostro, pero no hay dolor en ello.

imagen25

Vladimir Kusch

Famiglia Di Nubila

Trabajar en Genealogía no se puede medir por tiempo, hay documentos que los encontramos en horas o días y otros que nos llevan años.

Hace ocho años  hice un amigo en Facebook, buscando mi apellido, si bien no se escribía exactamente igual,  la intuición me decía que podía ser  “familia”. Pertenecer a alguna de las tantas ramas de Di Nubila que abandonaron Italia por diferentes razones para afincarse en distintos lugares del mundo.

Después de ocho años puedo decirle a mi “primo” colombiano, como nos llamamos, que encontré algunos de los eslabones perdidos. Encontré su abuelo, que al igual que el mio tiene sus raíces en Montemurro, allá en la Basilicata. Todavía no uní las ramas pero estamos cerca. ¡Brindo por Colombia y Argentina primo!…¡por la Italia de nuestros ancestros…por Scipione De Nubila hijo de Francesco Rocco Maria Di Nubila y Carminella Giordano! ¡ Por nosotros!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.