AÑORANZA

Extraño.
Extraño esos bracitos apretados a mi cuello,
extraño esos besos pegoteados,
extraño esas manitas enredadas en mi pelo,
intentando dormir.
Hoy recuerdo esos dulces bebés
y quiero redescubrirlos en los gestos
de estos jóvenes que me rodean.
Son ellos,
con sus mismas fortalezas,
con sus debilidades.
Son ellos,
mis niños…
Que en el fondo del corazón no crecieron.

Lelia Di Nubila -libro Reconociéndonos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blogs que sigo

Follow poupeedinubila on WordPress.com

Estadísticas del blog

  • 3.557 hits

Entradas que me gustan

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 94 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: