poema

LLorando en silencio

Hay dolores profundos que nos postran.

Sentimos que no podremos recuperarnos.

Ya los pase, ocupan un lugar muy profundo en mi corazón.

Hoy siento tristeza, la tristeza que trae la desilusión.

Cuantas personas que ayer me acompañaban hoy dan la espalda.

Porqué?

Porque en los momentos difíciles reconocemos la fidelidad.

El miedo hace retroceder.

Sólo los fieles, los íntegros permanecen de pie, los otros, tropiezan

y está en nosotros tenderles una mano o dejarlos ir.

Señor, cuántas manos deberé tender…?

Lelia Di Nubila

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s