poema

Para imaginarte a ciegas

Tras el humo gris del cigarrillo
quisiera descubrir tu rostro.
Apagar en tu boca mi incontenible sed.
Reflejarme en tus ojos,
y en su lenguaje, comprender todo aquello
que tu boca calla.

Quisiera recorrer con mis manos,
con el ademán del ciego,
tu rostro querido.
Y con los ojos muertos
vivirte con el alma toda.

Quisiera imaginarte
con el simple roce de nuestra piel…

Y en mi invalidez,
sentirme guiada por tus fuertes brazos
que oprimen sin dañar.

Lelia Di Nubila – libro «Reconociéndonos»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s